Atención inmediata 55-5365-6300
WhatsApp 55-6359-7425
Socio

En pocas ocasiones se adquiere un sistema de CCTV pensando en que la instalación de cámaras se haga de forma profesional, se toma en cuenta aspectos como: calidad del producto, renombre de la marca, tecnología, costo, pero rara vez se evalúa que los proveedores de los equipos sean empresas de alta confianza y capaces de hacer un trabajo de instalación que ayude al equipo de vigilancia a ser más que un aparato, sino la primera línea real de protección.

 

Como consecuencia, algunos resultados son de terror, cuando se trata de hacer la instalación de forma personal, sin conocimientos o por manos inexpertas, pero baratas, algo sale mal. Te contamos algunas de las peores historias de terror en el campo de la seguridad y vigilancia.

 

Blog - instalación de cámaras

 

  1. ¿Qué culpa tiene el hacker?

 

La televisión propagó uno de los casos más sonados en robos.  Tres ladrones que accedían a una panadería y se hacían con el dinero de la caja en pocos minutos. Los delincuentes, sin necesidad de haber pisado el local con anterioridad, conocían los accesos, los sistemas de seguridad y  el procedimiento de recogida del dinero. ¿Cómo? Había hackeado las cámaras de seguridad, las cuales no habían sido instaladas por expertos y obtuvieron valiosa información para cometer el delito.

 

Las cámaras de videovigilancia conectadas a Internet sin medidas de seguridad pueden ayudar a los ladrones a cometer delitos en lugar de prevenirlos, por lo que resulta tan importante que un experto sea el encargado de la instalación de cámaras de seguridad y evitar el “hágalo usted mismo”. Aunque el hackeo no es común porque requiere de conocimientos técnicos avanzados, es mejor contar con expertos de seguridad que puedan colocar los candados  correspondientes.

 

  1. Lo que la lluvia se llevó

 

Una empresa reconocida confió su seguridad en un sistema de calidad y en instaladores de bajo profesionalismo, la empresa que le vendió el sistema de instalación no estaba preparada y colocó los cables amontonados, las cajas protectoras de forma equivocada e impermeabilizó los cables con bolsas de plástico. La empresa tuvo que llamar a PREVISA para poder rescatar su equipo de seguridad, el cual además de todo lo anterior, fue montado con otros cables de menor calidad, parte del equipo fue remplazado por los estragos que causó el agua.

 

Los instaladores profesionales conocen cómo es la colocación de las cajas para lograr una correcta impermeabilización y protección del equipo, un buen consejo es conocer a la empresa, su experiencia en la industria, la trayectoria de su equipo y las certificaciones que posee, de este modo estarás seguro de lo preparada que se encuentra para darte soporte a todo lo que necesites.

sistema de seguridad

 

Aviso de privacidad © Todos los Derechos Reservados Previsa